DOMINGO

La más poderosa influencia

  Aunque uno esté en desacuerdo con el Gobierno de la República y su sistemático desmantelamiento institucional y antidemocrática eliminación de contrapesos para concentrar aún más poder en la Presidencia, no puede menos que ver con preocupación la aparente ruta de colisión en que el Presidente López Obrador coloca poco a poco a su cacareada “revolución de las conciencias”.

 Cada día que pasa muestra el Presidente, a pesar de sus promesas de ya me voy, claras señales de que, cuando menos intentará ser la más poderosa influencia en el Gobierno de la próxima Presidenta de México.

 La inquietud es que un choque entre la Presidenta y el Presidente que ya se fue, puede causar más daño del que calculan en Palacio, pues movilizaría a los grupos más radicales de las izquierdas, algunos proclives a la violencia.