DOMINGO

Diseñados por la mano de Dios

  A pesar de su argumento de “no somos iguales”, tan manoseado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, a quienes tenemos la edad suficiente para ver y sentir las prácticas de gobierno de hace sesenta y setenta años, no nos parece tan distinto el comportamiento del Partido Oficial de 2021 a como actuaba el Partido Oficial en 1955, para no remontarse al Jurásico, según mis nietos millenials.

  Hoy experimento un deja vú, pues cuando tenía 16 años y era miembro de la ACJM, los políticos del Partido Oficial nos decían “reaccionario, conservadores, clericales y servidores de un poder extranjero: El Vaticano”.

  Pero nos toleraban, porque a pesar de su arrogancia, al menos aquellos con quienes me tocó tratar, no eran como los del Partido Oficial de hoy.

  Los del Partido Oficial, los de Morena, políticos y funcionarios y no pocos adherentes, actúan, sí, con la natural soberbia del abrumador triunfo de hace ya casi tres años, pero estos, a diferencia de aquellos son distintos en una cosa:

  Los morenistas, casi sin excepción, actúan como si hubieran sido diseñados por la mano de Dios y tejidos a mano por un coro de Arcángeles.