Cambio de Guardia

Tarea pendiente la inseguridad

  En Morelos, aunque reconoció la inseguridad en el estado, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que, aunque no les guste a sus críticos, su gobierno continuará enfrentando la violencia con la política de “abrazos y no balazos”.

  “No les gusta” –dijo- “no me importa que no les guste, porque estoy seguro que, si atendemos las causas, si la gente tiene para vivir con justicia, si tiene para sus alimentos, si son atendidos los jóvenes, si se combate la pobreza, si todos tenemos la oportunidad de estudiar, de esa manera vamos a ir enfrentando el flagelo de la violencia”.

  En estricto rigor, el Presidente Andrés Manuel López Obrador deja la impresión de que ya se resignó a que, a 7 meses y medio del fin del sexenio, ya no resolvió el problema de la inseguridad y dejarle la tarea pendiente a la futura inquilina de Palacio Nacional.