Cambio de Guardia

No había más políticas que las del nuevo Presidente

  A diario el Gobierno de la República justifica con los votos de 2018 el desmantelamiento institucional que hace para restaurar la Presidencia Imperial del siglo pasado y nos habla de continuidad.

  Si Morena quiere hacer huesos viejos, no olviden la clave para la longevidad de la Presidencia Imperial fundada por el Presidente Cárdenas: cada seis años con el cambio de Gobierno, cambiaba todo y, salvo dos o tres políticas, para el gobierno y el Partido Oficial no había más políticas que las del nuevo Presidente.

  Hay una lección para Morena. Si quieren hacer historia y restaurar la Presidencia Imperial, cometerían un grave error si olvidan que durante la Presidencia Imperial la continuidad existió sólo en los discursos, no en la realidad.

   El anuncio de las iniciativas y propuestas de reformas constitucionales que hace el Presidente López Obrador coloca de nuevo en un brete a su Candidata a la Presidencia, a la doctora Claudia Sheinbaum.

  Uno, no podrá expresar públicamente su desacuerdo y tácitamente la compromete el Presidente con su personal visión de cómo debe ser la continuidad, o sea, cuál debe ser el programa de Gobierno de la doctora Sheinbaum.

  Si el voto favoreciera a la Candidata Oficial, habremos de esperar 17 quincenas para saber si, como dicen, lo de moverse al centro fue sólo finta electoral.