Café Político

 

 

EU: ¿será estilo Biden o estilo Trump?
Universidades públicas, el próximo blanco
¿Habrá en el PRI un cisma como en 87?

  Será hoy la primera reunión de lo que llaman el “diálogo de alto nivel” sobre seguridad entre los gobiernos de México y Estados Unidos, razón para que sus resultados darán apenas un esbozo del rumbo de la relación bilateral.

  Las “filtraciones” en Washington, sobre las visas pendientes para la DEA son aviso de que uno de los temas centrales: la cooperación en seguridad, no siga atrapada en la retórica de la política interior mexicana.

  Pronto sabrá la cancillería cuánto estirar la liga de “la mejor política exterior es la política interior”, cuando con sutileza Washington explique a Marcelo Ebrard que la Casa Blanca aún considera innecesario el estilo de Donald Trump.

 

 

SSA y su dilema: mudanza o abasto
Para eso me gustaban, Palacio al PRI
Reinventan el mito del voto en el extranjero

  Otra vez, la imprevisión y los afanes lisonjeros del Instituto Nacional del Bienestar y las exigencias de cumplir el compromiso de “descentralizar” de la Secretaría de Salud, amenazan otra vez el abasto de medicamentos e insumos para el 2022.

  En el Instituto Nacional del Bienestar decidieron justamente en septiembre hacer el cambio en la dirección de Abasto, mientras en la SSA privilegiaron la mudanza al Puerto de Acapulco.

  Eso solamente prueba que ni la pandemia de Covid 19 ni los críticos pinchazos de The Lancet, la revista médica más importante del mundo, pudieron dinamizar a los altos mandos del sector salud, donde reina el famoso elefante reumático.

 

 

Seguridad: ¿cuánto presionará Biden?
¿Oirán diputados priístas a sus magras bases?
A caminos de Veracruz, echarles montón

   El próximo viernes llegan tres miembros del gabinete de Biden, el secretario de Estado Anthony Blinken, Alejandro Mayorkas, Seguridad Interior y el Procurador Merrick Garland, a iniciar a dialogar sobre cómo será la versión 2021 de la “difunta” Iniciativa Mérida.

  Dirán que México no sólo recibió equipo militar y sin ánimo de reprochar, podrían enlistar el financiamiento a través de la USAID para impulsar el nuevo sistema penal acusatorio, así como la capacitación de funcionarios, investigadores y personal forense.

  Como sean sólo el paso de los meses permitirá conocer los términos del nuevo marco de cooperación entre México y Unidos para resolver los mutuos problemas de seguridad y qué hará el Gobierno mexicano para serenar las crecientes preocupaciones en Washington.