Café Político

 

 

Consulta: malsano abrazo al pasado
Pandemia: la visión desde el Poder
¿Es la eficiencia el límite del ahorro?

  Como nunca, se volcó todo el poder del Estado y del partido oficial para la farsesca “consulta popular” y, todos, el Presidente y todos los políticos de Morena se apegaron al guion escrito en Palacio desde hace muchos meses.

  ¿Hubo suficientes votos por el sí? “Mandó el pueblo”. ¿No? Sabotaje del INE. Democratícenlo, hagan reforma electoral. Como sea, tendremos comisiones de la verdad y juicios populares. Puro ganar ganar, como se dijo aquí la semana pasada.

  Ese fue siempre el vindicativo objetivo político sexenal, magistralmente descrito en “zona de letras”, sitio de internet, con sólo una, pero lapidaria frase: “Tenemos la mala costumbre de abrazar al pasado mientras destruimos el presente»”.

 

 

México-EU: los límites de la paciencia
Volver a clases podría ser triunfo pírrico
Roberto Salcedo, el señor del Gran Poder

   Institucional, el canciller Marcelo Ebrard refleja en sus declaraciones al Washington Post, como pocas veces antes, que México va en serio en cuanto a redefinir los términos de su relación con Estados Unidos.

  Quizá porque el designado embajador estadunidense Kenneth Salazar dijo que los destinos de ambas naciones están “inexorablemente unidos”, México ha decidido probar la paciencia de una Casa Blanca con una complicada agenda doméstica.

  “Está muerta la iniciativa Mérida”, retó el canciller Ebrard, pero Washington no cree que sólo con programas sociales se combate a los cárteles. En 15 meses habrá elecciones allá y, si los cárteles son tema de campaña, el trato a México podría cambiar. Tanto que hasta extrañaríamos las groserías de Trump.

 

 

Consulta: haiga sido como haiga sido
Gas LP: ¿y si repasan todo el plan?
Siempre fue así el régimen castrista

  A muchos se les dificulta aceptar que para los propósitos de Palacio Nacional no importan los resultados de la farsesca consulta popular sobre “personajes del pasado” a celebrarse el próximo domingo, es un juego de ganar ganar.

  Si se alcanza la meta de votantes, proclamará: “el pueblo ha hablado”, si no, culpará al INE por “sabotear el proceso”, y da pie para exigir la reforma electoral que “democratice” al INE y lo llene de feligreses de la 4T.

  Y no importa si jurídicamente nada se pueda hacer, siempre, como reveló el titular de la UIF Santiago Nieto, se podrá formar una “comisión de la verdad” que, satisfaga “la sed popular de justicia”. Y citarán al clásico: “haiga sido como haiga sido”.