Café Político

 

 

Rejega realidad, vacunas y medicinas
Morena; ¿sólo gana si demuele al INE?
Seguridad, riesgo la misma receta

  Sólo si el Gobierno de la República enfrenta con pragmatismo y sin prejuicios los retos de una eficaz campaña de vacunación y un adecuado abasto de medicamentos, sorteará el reto político y social de la crisis de salud.

  Ya pagó a la UNOPS las medicinas para México. Llegarán, con suerte, para el próximo marzo, ¿y mientras? Luego el gigantesco reto de que, para cumplir con lo ofrecido, deban vacunar a 200 mil adultos mayores diariamente para marzo.

  Sin suficiente abasto de medicamentos y profesional eficacia del programa de vacunación, descubrirán cuánto se agotó la narrativa del “tiradero que recibimos”. Encararán lo que Julio Patán llamó “su rejega realidad”.

 

 

Dañina austeridad por mal diagnóstico
Seguridad: sigue política de “laissez faire”
EU facilitará una purga en consulados

  Diagnósticos prejuiciosos provocaron que, a dos años de iniciado este Gobierno, se empiecen a percibir los daños colaterales de las políticas basadas en ellos y en los rencores de quienes están en el Poder.

  Ejemplos. Revela el INEGI que México fue el país que más caro compró medicamentos en una lista de 22 economías a las que siguió el Observatorio Regional de Precios actualizado por la UNOPS.

  El otro es sólo una presunción sobre las causas del apagón que “explicó” la CFE, a partir de que un diario nos recordó que el informe de 2019 de la CFE advirtió de “recortes que podrían causar apagones”. ¿Daños colaterales del ascetismo?

 

 

Morena redacta un cuento chino para 2021
Por prejuicios, indefensas las clases medias
Primera llamada, asalto a caseta de peaje

  Casi en tándem, dos de los principales personajes del Gobierno y del Partido Oficial han empezado a construir y machacan una falsa alternativa para la elección más grande de la historia: “o nosotros o el abismo”.

  Con la visión binaria, característica del “cambio para regenerar”, quieren plantear que votar por “Juntos haremos historia” –otra vez el lema de 2018-, es apoyar la continuidad de la 4T, no hacerlo es desear el regreso de la corrupción y los privilegios.

  Todo en blanco y negro. Vamos, ni siquiera la vida es así. Se niegan a oír a quienes, sin rechazar el régimen presidencial, quieren contrapesos al Poder, Estado de Derecho, diálogo y acuerdo democrático para lidiar con la pobreza y la desigualdad.