Café Político

 

 

En Mare Incognitum antes de octubre
Táctico cuento morenista del fraude en Jalisco
Aviva Clara Brugada el sospechosismo

   Su condición de futura Presidenta de México cambia las circunstancias en las que hoy se reúne la doctora Claudia Sheinbaum con el Presidente López Obrador para hablar de la transición y uno supone que de las turbulencias y del plan C.

  Nadie se engañe, durante los 112 días que restan a su mandato, permanecen intactas las facultades constitucionales del Presidente López Obrador. Quizá pida a la doctora que lo acompañe a giras, pero no cederá espacio, como lo hizo el expresidente Peña Nieto.

  La revelación presidencial de un retiro no tan definitivo a Palenque, causa gran desasosiego. Fuerza a la Presidenta Electa a proseguir sumando. La buena noticia. No hay cortocircuito, aún. La mala. No tuvimos que esperar hasta octubre. Ya entró México al Mare Incognitum.

 

 

Oficialismo: logro hacer irrelevante la inseguridad
Alternativas: ¿Justicia o popularidad electoral?
¿Desaparecen los partidos?

  La política sexenal de seguridad del Gobierno de la República no sólo no combatió a las bandas del crimen organizado, el humanista afán de atender las causas de la violencia, les facilitó a las bandas diversificarse, ampliar sus actividades y erigirse en gobierno paralelo que agobia y asfixia a las comunidades.

  Hay quienes no entienden por qué la inseguridad y la violencia cotidiana de las bandas del crimen organizado, a pesar de la violencia con que controlan en tantas regiones sectores de la economía, no fue factor electoral contra Morena.

  Hay hipótesis de que la sexenal inacción oficial contra las bandas del crimen organizado creó la sensación de indefensión y, con el tiempo, llevó a la resignación de aceptar como normal la terrible violencia y verla como algo ya inseparable de su vida cotidiana.

 

 

Es vital vencer a los “duros” de CDMX
¿Escuchará Xóchitl el canto de las sirenas?
CNTE: ¿emponzoñado legado sexenal?

  En este generoso espacio de El Economista se dijo el pasado lunes 3 de junio que la ganadora de la elección presidencial, doctora Claudia Sheinbaum Pardo, necesitaría temple para someter a su autoridad a los duros de CDMX.

  La primera batalla será cuando llegue la hora de escoger al relevo de Mario Delgado en la dirigencia nacional de Morena. Los duros de CDMX pelearán con todo y negociarán los apoyos que sea para ganar.

  Batalla trascendental para la doctora Sheinbaum será someter a los duros de CDMX y probar – urbi et orbi-, el temple y carácter para ejercer el enorme poder de la Presidencia y la firme voluntad para usarlo contra quienes la reten. Bring it on.