Café Político

 

 

Dos Bocas, “no debes tener dos amores”
Novedosa fórmula federalista en Guerrero
La infalible fórmula de la sucesión de 24

  “No debes tener dos amores”, advierte la balada del jalisciense Manuel Ascanio, advertencia que por no escucharla tiene al Gobierno de la República metido en el berenjenal del choque de dos agendas morenistas en su obra insignia: la refinería de Dos Bocas.

  Choca la agenda política de hacerse del control de todos los sindicatos del viejo régimen, con la agenda y cronograma de la obra de Dos Bocas, a ser inaugurada el próximo julio.

  Contradictorias agendas de dos de los grupos de Morena favoritos del Presidente. Cada uno alega cumplir órdenes. La política de que “la mano derecha no sepa lo que hace la izquierda” trenzó un nudo gordiano. Dilema para Alejandro Magno, no para Salomón.

 

 

¿Busca Palacio choque de trenes con IP?
Tendrán que indemnizar a Claudia Sheinbaum
Por la Alianza, otra vez el insomnio

  Hace 48 años no había una confrontación tan violenta entre el Presidente de la República y los grupos empresariales como el aparentemente buscado por Palacio Nacional por la mal llamada reforma eléctrica.

  Empero, ni entonces, al enfrentar el Presidente Echeverría a los empresarios de Monterrey los insultó como ha insultado el Presidente Andrés Manuel López Obrador a los grupos empresariales.

  Leyendas urbanas aparte, tampoco hubo políticas para dañar sus finanzas, por lo que es pertinente preguntar si, por la rentabilidad electoral, Palacio convertirá lo que hoy es un encontronazo en un improductivo y desastroso choque de trenes.

 

 

Histórica y exclusiva facultad presidencial
Riesgosa descoordinación gubernamental
Una “revolución cultural”, región cuatro

  Una cuidadosa lectura de “La Herencia” de Jorge Castañeda revela cómo los Presidentes del siglo pasado tejieron y fraguaron las sucesiones, la obligada práctica de lidiar exitosamente con imprevistos y la siempre impredecible condición humana.

  Al momento del “destape”, coloquial calificativo para la designación del candidato presidencial del Partido Oficial, los Presidentes estaban en el apogeo de su Poder, pese a ello procuraban forjar un consenso para su decisión.

  A 24 meses del “destape” el Presidente López Obrador descubre cuán difícil es forjar consensos y utiliza su forzada defensa de la encuesta como método para elegir candidato presidencial. Así anuncia “urbi et orbi” que ha recuperado para sí la histórica y exclusiva facultad del “dedazo”.