Comentario con López-Dóriga

Lealtades que flaquean

  El Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador ha empezado a revisar sus iniciales planes de la anunciada gira de agradecimiento.

  Pronto pasarán las elecciones y el frenesí legislativo por no dejar compromiso importante sin cumplir, seguirán la ansiosa supervisión de obras y preparativos del último y multitudinario informe y su última noche de grito. Sentirá el ocaso sexenal y la inminencia del séptimo año.

  Esta mañana dejó la impresión de que, al advertir que su jubilación de la política no significará que no estará atento al acontecer nacional, no hablaba a sus adversarios, hablaba a los suyos ¿por qué? Quizá ya percibió lealtades que flaquean, especialmente, entre quienes le deben todo. Quién sabe, Joaquín, quien sabe.