Comentario con López-Dóriga

Pena que autoridades toleren violencia electoral

    En toda campaña electoral candidatos y partidos usan lenguaje agresivo. Pero en la campaña de este año es preocupante que además del lenguaje, empecemos a atestiguar acciones de incivilidad como la destrucción de la propaganda de los adversarios.

   Tengo la impresión personal de que a las autoridades de CDMX no les preocupa esas acciones agresivas contra adversarios, ni les preocupa que conduzcan a enfrentamientos violentos entre militantes que dejan saldo sangriento.

    Una pena que las autoridades toleren o propicien acciones agresivas, quizá porque calculan que en las confrontaciones violentas las víctimas propiciatorias por la causa siempre serán los militantes de a pie.

  Total, al final los revolucionarios dirigentes siempre cuentan con talentosos poetas para cantar maravillas de los caídos.