Por ir contra la Corte, joroban a los ciudadanos
¿Difumina el Poder la naturaleza humana?
¿Y si dejan a Xóchitl ser Xóchitl?

  Desempolvaron la “Ley Robledo” para cobrarle agravios a la Suprema Corte y dejan indefensos a los ciudadanos ante eventuales abusos de un futuro Gobierno que, por ejemplo, quisiera perseguir con una ley inconstitucional a un sector de la población.

  Supongamos que en 2033 el Gobierno decide excluir del servicio público a los adversarios de sus políticas, a todo “neoliberal” con una ley que, en estricto rigor, como el jurista nazi Frick, daría cobertura legal a la marginación de un sector de la sociedad.

 Como todas las discusiones jurídicas, el debate sobre la ley Robledo es tan apasionante que a nadie parece notar que los verdaderos damnificados seríamos los ciudadanos de a pie del México real, que estaríamos indefensos ante las tentaciones autoritarias de algún futuro gobernante.

 

¿Difumina el Poder la naturaleza humana?

 

  Contrario a la concepción, digamos, oficiosa de cómo, en los tiempos de la Presidencia Imperial ocurría una gradual cesión del Poder de un gobierno que ya iba de salida al de uno en ciernes, el cómo y el cuándo dependió siempre de la circunstancia sexenal.

  Como fuera, al final el pragmatismo prevalecía. “Es que el Señor Presidente quiere…”, aducían los del Gobierno.  A lo que los pragmáticos respondían: “Si, pero él es el pasado, y el futuro está con quien será Presidente”.

  Otros tiempos, otros políticos, sí, pero eso no impide a muchos morenistas recordar y hasta añorar aquellos tiempos en que la naturaleza humana era decisiva para difuminar el poder del Gobierno que salía y se preguntan ¿por qué no?

 

¿Y si dejan a Xóchitl ser Xóchitl?

 

  Las coaliciones para gobernar nos son tan ajenas como puede serlo el parlamentarismo en una nación que siempre ha vivido regímenes presidenciales y probablemente no completaremos nuestra curva de aprendizaje para fin de 2024.

  Por eso escuchamos escandalizadas voces que nos avisan que la coalición que respalda a Xóchitl Gálvez ya valió, o revisiones de la campaña de la hidalguense desde la perspectiva de una campaña partidista de hace seis años.

  Sólo la candidata opositora y los partidos que la respaldan saben cómo harán la campaña a partir del uno de marzo. Quizá, sólo quizá, probablemente lo mejor sería dejar a Xóchitl Gálvez ser Xóchitl Gálvez.

 

NOTAS EN REMOLINO

 

  Ayer se inició la producción de 2 mil toneladas del papel seguridad en que se imprimirán las boletas para las elecciones del 2 de junio. Parece rutina, pero a veces las sinrazones políticas hacen olvidar que el papel de seguridad de las boletas es cómo ese en que los bancos imprimen sus cheques… Una pena que los remates de predios de Fonatur, como tantas ventas de bienes de la Nación, no sean totalmente transparentes, pues involucran terrenos con altísima plusvalía… El gobernador de Sinaloa Rubén Rocha reconoció que hay zonas donde el servicio de energía eléctrica lo cobra el crimen organizado, no la CFE. Esos son diablitos… A quienes se estresan fácilmente Pablo Coelho deja esta reflexión: “La calma absoluta no es la ley del océano. Lo mismo ocurre en el océano de la vida”