Con el crimen, tibieza, no connivencia
Ayotzinapa, asombroso giro de 360 grados
Las fantasías políticas “rápido y furioso”

  Como laxa se ha calificado en este espacio la política sexenal de seguridad –abrazos, no balazos-, pues es solución a largo plazo para la amenaza inminente de las bandas del crimen organizado.

  Jamás en los 61 meses del actual Gobierno de la República en el poder, se ha siquiera insinuado connivencia con el crimen organizado, pues connivencia implica complicidad y el desacuerdo con Palacio no debe ser, ni excusa, ni coartada para tan irresponsable afirmación.

  La terca laxitud de “abrazos, no balazos”, la reticencia al uso de la fuerza legítima del Estado es tibieza ante la creciente presencia e influencia del crimen organizado en tantas comunidades de la República por oscuras razones subyacentes en la retórica oficial.

 

Ayotzinapa, asombroso giro de 360 grados

 

  Connotados personajes del oficialismo sugirieron al Presidente la promesa de hacer pinole la “verdad histórica” de Jesús Murillo Karam, seguros de que ellos, mágicamente, producirían su propia y vindicativa “cuatrotera verdad” del asesinato de los muchachos normalistas de la normal de Ayotzinapa.

  ¿Resultado? Fueron liberados los asesinos, encarcelaron al ex titular de la PGR Jesús Murillo Karam y a otros funcionarios. Y los más connotados personajes del régimen cuatrotero han probado estar a la altura de su legendaria ineptitud.

  Están desesperados, porque son ineptos, pero no tontos, y, nunca lo aceptaran públicamente, pero han dado cuenta que dieron geométrico giro de 360 grados, pues, ¡maldición!, su vindicativa “cuatrotera verdad” es igual a la “verdad histórica” de Murillo Karam.

 

Las fantasías políticas “rápido y furioso”

 

  Al saber qué un juez resolvió que la Fiscalía General de la República no probó que Luis Cárdenas Palomino exfuncionario de la Policía Federal tuviera conocimiento de la “Operación Rápido y Furioso” de la estadunidense ATF, se echaron por tierra las fantasías tejidas en torno a aquella siniestra y fallida operación.

  La realidad es que “Rápido y Furioso” fue operación encubierta de la inteligencia estadunidense en grupo encabezado por la ATF. Hace más de una década unas 2 mil armas se vendieron a contrabandistas como intento se seguir el rastro del tráfico de armas y a las bandas criminales que los adquirían.

  La encubierta operación se canceló al ser asesinado en Nogales el agente fronterizo Brian Terry con una de aquellas armas. Pasajera tormenta en Washington y ya. Nunca se probó que el Gobierno de México tuviera conocimiento de “Fast and furious”.

 

NOTAS EN REMOLINO

 

Enredado Mario Delgado con las candidaturas en CDMX. Los que han metido le mano figurarían en una lista de “Quién es quién en Morena”…  Otra contienda palaciega, tempranera, por cierto, pues gente de Palacio y de la Campaña de la doctora Claudia Sheinbaum postulan para canciller del próximo Gobierno. Uno lado quiere que siga Alicia Bárcena, el otro quiere al doctor Juan Ramón de la Fuente… La ministra de la Suprema Corte Yazmín Esquivel le dio palo al senador Napoleón Gómez Urrutia, connotado morenista que quería quedarse con el contrato laboral de AHMSA… Ojo. En Europa, durante 2023 se dispararon los casos de sarampión. De 900 a 42 mil… Aconsejó Mark Twain: “cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar”