Comentario con López-Dóriga

Ya no confian en las autoridades de Guerrero

  Entretenidos todos en los juegos de la sucesión y las candidaturas presidenciales, en el México real los ciudadanos de a pie tienen la sensación de agobio por las extorsiones, derechos de piso, influencia política de las bandas criminales en algunos Estados.

  Un ejemplo es la crisis de inseguridad de Guerrero. Es de tal magnitud que las Secretarías de la Defensa y Marina ya no comparten toda la información con autoridades locales, por los presuntos acuerdos con grupos criminales.

  Palacio no ha decidido quien atiende el problema. En estricto rigor correspondería a la titular de Gobernación Luisa María Alcalde intervenir para impedir que por la inseguridad Morena sufra derrotas electorales si se pierde el control de los municipios más importantes de Guerrero.