Bancada guinda y su servil ofrenda a Palacio
El lugar sin límites, la campaña del 24
¿Hay corrupción en la Secretaría de Seguridad?

  Ninguna legislatura de la Cámara de Diputados, ni en las horas más oscuras, ha declinado de su constitucional facultad de revisar el ejercicio de los presupuestos de egresos que sólo ellos, los diputados, tienen la facultad de aprobar.

  Desde la Constitución de 1821 auditan los diputados el ejercicio del gasto a través de la Contaduría Mayor de Hacienda, hoy Auditoría Superior de la Federación, y este organismo está obligado a rendirle cuentas a la Cámara Baja.

  Sólo las pulsiones autoritarias del actual régimen explican que el “pastor” de la bancada de Morena haga la insólita sugerencia de que la Cámara sacrifique sus responsabilidades constitucionales y elimine a la ASF para entregarla como abyecta ofrenda al presidencialismo providencial.

 

El lugar sin límites, la campaña del 24

 

  Con su diestras y mañaneras narrativas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha venido ampliando los límites de sus márgenes de maniobra para asegurarse de ser actor central de la elección del 24, sin estar en la boleta

  Así ayer, al comentar la declaratoria de inconstitucional de la Suprema Corte a la transferencia de la Guardia Nacional a Sedena, hizo lo que siempre criticó, convocó a votar en el 24 para que Morena recupere la mayoría calificada en el Congreso de la Unión.

  Encarrerado en la mañanera dialéctica, paradójicamente, confesó públicamente que la derrota que sufrió en 2021, al perder la mayoría calificada y la mitad de las alcaldías de CDMX, nunca estuvo en sus cálculos, prueba de que al mejor cazador se le va una liebre. Hará lo que sea para que no se le vaya otra.

 

¿Hay corrupción en la Secretaría de Seguridad?

 

  Erra el Presidente en su colérica argumentación para refutar el voto de la Suprema Corte de Justicia contra la sujeción de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional al afirmar que bajo mando civil la Guardia está expuesta a la corrupción.

  ¿Yo por qué? Podría preguntar con toda razón la titular de Seguridad y Protección Civil, Rosa Icela Rodríguez a la seguridad con que el Presidente afirmó que al volver a la sujeción del mando civil la Guardia podrá corromperse como la Policía Federal en gobiernos anteriores.

  La ira es mala consejera, pero nadie, por lo visto, se atreve a comentarle al Presidente de la República que su premisa de que las instituciones de seguridad se corrompen bajo el mando civil, acepta que los civiles no tienen la capacidad para superar la fragilidad humana.

 

NOTAS EN REMOLINO

 

  Hoy decidirán los ministros de la Suprema Corte cómo traducir su fallo contra la Guardia Civil encuadrada en Sedena a una realista transición que no perjudique la capacidad operacional de la guardia… Bien el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para mantener la ampliación de la gestión al frente de Morena de Mario Delgado. No quemó pólvora en infiernitos…   El gran John Kenneth Galbraith, tan de moda recientemente, dejó esta receta: “Para manipular eficazmente a la gente, es necesario hacerles creer a todos que nadie les manipula”