Opción: gobierno como socio capitalista
¿Serio? ¿México jugará la carta china?
Empresarios, los mesmos pero devididos

   A pesar de su resistencia y ¿perseverancia?, el Presidente Andrés Manuel López Obrador podría ser forzado por la realidad a ajustar el programa ratificado el pasado domingo en Palacio Nacional.

   Una opción viable – y vendible- sería rescatar empresas como el Gobierno de Estados Unidos atendió la crisis financiera 2008-2009. Capitalizó a los bancos mediante la compra masiva de acciones y se hizo accionista de las instituciones financieras.

   A los dos o tres años, más o menos resuelta la crisis, el Gobierno les cobró a los bancos el préstamo, con intereses. Así, no sólo atendieron la crisis, tuvieron utilidades. Aquí la opción la sugirió un economista sensato e inteligente, Raúl Feliz.

 

¿En serio? ¿México jugará la carta china?

 

   Reconfortado, el canciller Marcelo Ebrard, seguramente por el éxito de su gestión ante el Gobierno de China para conseguir los insumos que tanto urgen al sector salud mexicano, intentó tender un puente para fortalecer la relación financiera y comercial.

   No nos dijo, claro, lo reconocido por el subsecretario Hugo López Gatel, que el pasado enero México le vendió a China miles de mascarillas cuando la nación asiática estaba agobiada por la pandemia de Covid 19 en Wuhan.

   El trato, en estricto rigor, fue un quid pro quo, porque reconozcamos que el gobierno se caracteriza por pagar las atenciones recibidas. Claro hay mucho que reforzar a la relación, pero sin perder de vista el riesgo para nosotros de jugar fuerte esa carta.

 

Empresarios, los mesmos pero devididos

 

   Debemos aceptar que no tenemos la información completa sobre la verdadera relación de los empresarios que han comido en Palacio Nacional con el Presidente López Obrador, no sabemos bien a bien que le han dicho.

   Esta falta de información llega en mal momento, pues ayer el presidente del Consejo Coordinador Carlos Salazar encabezó una reunión para atender los reclamos por la desatención presidencial y discutir hasta la disidencia de grupos importantes del sector.

   La división sería una derrota anticipada y dificultaría la representación de los intereses de todos. Lo peor que puede pasarles es repetir el dicho revolucionario: “somos de los mesmos, pero andamos devididos”.

 

NOTAS EN REMOLINO

 

   Nadie informa si ya empezaron la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos a pagarles lo atrasado a sus proveedores, como ofreció Palacio Nacional... La Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero tuvo una reunión con los gobernadores del norte que ya formaron un bloque que puede adquirir fuerza. Claro, no estuvo sola, la acompañaron otros miembros del gabinete… Ayer se efectuó la reunión de una parte del gabinete. La parte que tiene que ver con los asuntos de salud y, claro, los relacionados con los sexenales proyectos de infraestructura… La subsecretaria de Economía Luz María de la Mora está en lo suyo cuando intenta que la Casa Blanca de plazo para que la transición de la industria automotriz se realice de acuerdo con el T-MEC.. La cesión de parte de tiempos a radiodifusoras y televisoras no trae gran beneficio a la industria, si no hay cambios en la ley; pero si beneficia a Morena porque le resta minutos disponibles para los mensajes de los partidos políticos. Carambola de tres bandas de Palacio Nacional…