Comentario con López-Dóriga

La condición humana

   Esta mañana el juez Felipe de Jesús Delgadillo decidió que fuera encarcelada Rosario Robles, acusada de ejercicio indebido del servicio público, lo que sea que eso quiera decir.

   Hoy, en Palacio Nacional se insistió en que hay un Estado de Derecho y en la autonomía de la Fiscalía General de la República, que presentó la acusación y en la autonomía del Poder Judicial, lo que está muy bien.

   Pero ni los fiscales, ni los jueces son autómatas. Y no pueden despojarse de su condición humana.

   El mejor ejemplo de como la condición humana define nuestras actitudes ante la ley es la vieja máxima juarista: “A los amigos, justicia y gracia, a los enemigos justicia a secas”.