Comentario con López-Dóriga

Subasta innecesaria

   El pasado sábado, en la base aérea militar de Santa Lucía, el Presidente López Obrador volvió a informar a los reporteros cuáles aeronaves estarían en la subasta que seguirá a la subasta de automóviles del gobierno dentro de dos semanas.

   Es posible que la venta de automóviles sea necesaria, porque al final del día, la depreciación de los automóviles es muy acelerada, pero no estoy tan seguro de que sea el mismo caso cuando de aeronaves y helicópteros se trata.

   Para empezar, la lucha contra el robo de combustible apenas ha empezado y, de acuerdo a los anuncios de las autoridades encargadas de esa lucha, los ductos serán estrechamente vigilados, inclusive por vía aérea. Y uno pregunta, ¿no pueden utilizarse las aeronaves a subasta en esas tareas de vigilancia? ¿Acaso no serán necesarias en la lucha contra la inseguridad, lucha que, por cierto, dista mucho de haber terminado?

   Pregunto, ¿por qué vender aeronaves y helicópteros que pueden utilizar el Ejército, la marina, hasta la cercana Guardia Nacional?

   No lo entiendo, Joaquín, no lo entiendo.