Comentario con López-Dóriga

Sin desgaste

   A veces creo, que si algunos de los debates en que suele meternos el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador no fueran sobre temas que en la mayoría de los casos involucran el futuro de las y los mexicanos, o sea, si no fueran temas tan serios, podría parecer que se entretiene fijando agenda informativa.

   Si somos sinceros, Joaquín, desde hace ya poco más de doce meses, es que Andrés Manuel López Obrador, primero como aspirante, luego como candidato y ahora como Presidente Electo ha fijado la diaria agenda informativa.

   Quizá eso explica la media sonrisa con que suele acompañar las respuestas más sencillas a las preguntas provocadoras de los reporteros y reporteras.

   A pesar de lo duro de la polémica sobre la consulta sobre el aeropuerto de la ciudad de México, el Presidente Electo, tranquilo, sin señales de desgaste, como algunos supondrían. Son los encargados de traducir sus objetivos a la realidad quienes se hacen bolas. Son quienes se desgastan.

   Porque hasta hoy, el Presidente Electo nos trae confundidos, aturdidos, como loros a toallazos.