Comentario con López-Dóriga

Radicales conservadores

   En las próximas seis semanas y en las que seguirán después de la toma de posesión del Presidente Andrés Manuel López Obrador, empezaremos a ver el transcurrir del juego de vencidas que decidió iniciar con los radicales dirigentes de la coordinadora del magisterio, con la CNTE.

   El punto de inflexión fue cuando el Presidente Electo dijo que el gobierno federal conservaría el control de la nómina del magisterio de la República.

   Los dirigentes de la CNTE insistieron en la desaparición del control federal de la nómina. Entonces, el Presidente Electo rechazó las presiones de quienes califico como "radicales de izquierda" que en realidad son conservadores, porque rechazan los cambios que plantea la cuarta transformación.

   Tal parece que los dirigentes de la coordinadora no esperaban el descolón. Alegan que les llevará tiempo responder, porque su proceso de consulta a las bases es muy complejo y llevará tiempo.

   Una astuta manera de eludir la confrontación con el Presidente Electo. Pero no echemos las campanas a vuelo, Joaquín, porque este juego de vencidas apenas empieza.