Comentario con López-Dóriga

Experimento político ideológico

  Hace dos semanas se dijo que la Reforma Judicial es hecho consumado.

  Ya lo aceptaron los miembros del Poder Judicial, quienes sólo hicieron propuestas que pausarían la Reforma.

  El ánimo lo reflejó una frase de la Presidenta de la Suprema Corte de Justicia, Norma Piña:

 “Estamos en el umbral de la renovación del Estado desde sus cimientos”.

   Tiene razón. La reforma judicial no es una reforma más, porque creo que somete al sistema de justicia, por voluntad presidencial, a un experimento político ideológico, meterá a México en aguas desconocidas.

  Pidamos, don Mario, para nuestro México buen viento y buena mar.