Comentario con López-Dóriga

Indignación presidencial

Desde la perspectiva de cuidar una imagen cuidadosamente cultivada, entiendo la indignación presidencial por el reportaje del New York Times, pero el Presidente empieza a escalarlo a rutas escabrosas.

 Sería explicable que, a días del inicio de la campaña por la Presidencia, el Presidente use el conflicto con el NYT y con medios y periodistas como parte de su estrategia electoral, a pesar de la carga de sinrazón y mala fe de la política.

Pero preocupa que el Presidente López Obrador diga que está involucrada la soberanía nacional. Ojalá y no se equivoquen quienes en Palacio afirman que el Presidente sólo protege su imagen y que no dejará que arrebatos discursivos coloquen a México en ruta de colisión con Washington. Ojalá.