Comentario con López-Dóriga

No ignoren el drama de las madres buscadoras

  Aceptando que los miles de personas desaparecidas en este y sexenios anteriores otros sexenios no sean culpa del Gobierno de la República, creo que si podemos pedirle que no ignore el drama de las madres buscadoras.

  En casi todos los casos las bandas del crimen organizado son las culpables por los desaparecidos que las madres buscadoras suelen encontrar en fosas clandestinas regadas por toda la República.

  Entiendo que al fin del sexenio quieran proteger la imagen del régimen, pero eso no justifica ignorar la horrorosa tragedia que la señora Ceci Flores, de las madres buscadoras de Sonora describió en Washington: “en mi país hay algo roto. Miles de personas desaparecen todos los días, dejando huérfanos, sillas vacías y madres rascando la tierra”.