Comentario con López-Doriga

Paralizar al Poder Judicial

Si el Gobierno de la República no cambia la política de “abrazos no balazos” que ha facilitado la expansión de los cobros de protección, derechos de piso, asaltos al transporte de carga, el tráfico de personas o los más de 173 mil asesinatos en cinco años de la administración, no lo harán los muertos en Texcaltitlán, en Guanajuato, en Guerrero o Zacatecas.

 Impensable que cambien la política sexenal de seguridad en plena campaña y a 287 días del fin de sexenio tan cerca. La pregunta es ¿quién gana con una Reforma que en la práctica podría paralizar al Poder Judicial en momentos en que el Estado ha perdido tanto terreno frente a las bandas del crimen organizado ?

  Conste, Joaquín, es pregunta.