Comentario con López-Dóriga

Error de cálculo

Aunque sigue la crisis política en Nuevo León provocada por la combinación del reborujo propagandístico provocado por Palacio Nacional, donde calcularon mal las ambiciones y el follón que se armaría por la impericia y los esqueletos en el closet del gobernador Samuel García, por ahora parece encaminarse a la solución.

  Cuando “la revolución de las conciencias” convino que Movimiento Ciudadano sería el esquirol de la elección presidencial, para atraer a las clases medias, antes aspiracionistas, hoy cortejadas por Palacio, no previeron que el mandatario norteño arruinaría el proyecto.

   A pesar de la victimización del gobernador García, alentada por razones electoreras el Presidente, la realidad y la estricta aplicación de la ley forzarán a que, por ahora, recupere la tranquilidad la gente de Nuevo León.