Dividir a los negociadores

  Junto con una más de las calculadamente agresivas declaraciones de Donald Trump sobre cómo han sido ventajosos México y Canadá con Estados Unidos y amagar con fijarle aranceles a los autos importados de sus dos socios, en Washington se hizo una también calculada filtración.

  Fuentes de la oficina del representante comercial de Estados Unidos, el principal negociador norteamericano para el TLCAN, filtraron información sobre una presunta división entre las dos cabezas de los negociadores mexicanos, entre Ildefonso Guajardo y Luis Videgaray.

   La filtración sostiene que a la propuesta de Washington de que se apruebe un acuerdo comercial light favorable a Estados Unidos, no responde México, porque Guajardo esta en contra y Videgaray está a favor.

  Uno se niega a creer que Videgaray y Guajardo expresen tan públicamente un desacuerdo, pues hasta ahora han presentado un frente sólidamente unido.

 Me niego a creer que Videgaray o Guajardo se dejen llevar por visiones personales y no por una visión de Estado que proteja los intereses de México.

Prefiero creer que es una táctica perversa de Washington para dividir a los negociadores mexicanos.