Comentario con López-Dóriga

Dejan pasar a los talamontes

  Se quejan comuneros de la tala ilegal en las zonas boscosas que quedan en las montañas que circundan al Valle de México y en los medios se muestran fotos que lo prueban.

  No persiguen a los taladores porque grupos armados del crimen organizado protegen a los taladores y custodian los camiones que sacan de los bosques la madera. La intervención del crimen organizado es tal que ya controlan hasta el mercado de madera en el Valle de México.

  Cierto, hay pocos caminos por donde sacar la madera, pero vigilarlos arriesgaría a confrontaciones violentas con los grupos armados.

  A quienes me felicitaron esta mañana les devuelvo sus cariñosos saludos, hoy, Jueves de Corpus, día de las mulas.