Comentario con López-Dóriga

La salud del presidente

  “Si, estoy enfermo", dijo esta mañana el Presidente Andrés Manuel López Obrador y con buen humor enlistó sus padecimientos como respuesta a la información periodística que reveló problemas de salud presidencial como resultado de la incursión de hackers en el sistema de computación de la Secretaría de la Defensa Nacional.

  Entendible que la maquinaria oficial de propaganda busque convencernos de que es irrelevante el tema de la salud presidencial, y que la oposición arme debates inútiles.

  Pero no nos convencerán, porque nunca como ahora, cuando el cambio ha debilitado el entramado institucional ha sido más importante la salud del Presidente para la estabilidad social y política de la República.