Comentario con López-Dóriga

Mantener encendida la llama de la fe

  Pareciera que al dejar el Presidente López Obrador para su sucesora o sucesor la tarea de otra reforma constitucional en materia de electricidad, su régimen está en un punto de inflexión.

  No, don Mario, el Presidente no llegó al límite de su proyecto de cambio. Creo que sabía que no tenía los votos para lograr la aprobación de su Reforma Eléctrica, pero, el maestro del spin, como lo califica Agustín Basave, siguió adelante para mantener encendida la llama de la fe de sus seguidores, aunque divida a la Nación.

  Ya sabe, don Mario, nosotros los buenos, ellos los malos.

  Sólo los ciegos no ven que hace meses que empezó la campaña presidencial de 2024 y la conducen desde Palacio Nacional.