Comentario con López-Dóriga

Viernes Santo

  Viernes Santo, días de la Semana Mayor que, sin querer queriendo, obligan a tocar el tema de la Pasión de Cristo, asunto nada fácil en estos tiempos en que no está de moda ser creyente.

  Algunos se avergüenzan de confesarse, porque muchos presumen su agnosticismo y se burlan de quienes confesamos ser creyentes. Yo sólo les cito a Blaise Pascal, el científico cuyas matemáticas sentaron las bases para las modernas calculadoras y computadoras.

Decía Pascal: Prefiero equivocarme creyendo en un Dios que no existe, que equivocarme no creyendo en un Dios que existe. Porque después, si no hay nada, nunca lo sabré cuando me hunda en la nada eterna; pero si hay algo, si hay Alguien, tendré que dar cuenta de mi rechazo.