Comentario con López-Dóriga

Depende de los votos de sus adversarios

  El oficialismo anda alicaído, porque ni la más exaltada narrativa de Palacio ha conseguido vencer las realidades políticas que en las elecciones del pasado junio quitaron al Partido oficial la mayoría calificada en la Cámara de Diputados.

   Lo había insinuado el coordinador de los diputados morenistas Ignacio Mier, al decirnos que en Comisiones tendrían que estudiar los documentos del dizque Foro Parlamentario abierto.

  Si, como dice el priísta Rubén Moreira hasta junio estará listo el dictamen, pues la reforme eléctrica la discutirían en septiembre, si juntan los votos priístas, claro.

  Porque esa es la paradoja de esta Presidencia tan poderosa. El destino de su reforma sustantiva, la eléctrica, dependa de los votos de cinco docenas de sus adversarios, seguramente neoliberales o conservadores.