Comentario con López-Dóriga

Dejar por imposible a la CNDH

  Entiendo, aunque no justifico que Alejandro Encinas desde la subsecretaría de Gobernación impulse el establecimiento de una comisión para investigar la llamada guerra sucia durante los años en que estuvieron activas las guerrillas en México.

  No se entiende ni justifica la delirante recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que dice atender queja de Mario Aburto, el asesino de Colosio.

  La señora Piedra Ibarra le pide a la Fiscalía General de la República el pleno esclarecimiento de los hechos, o sea que investigue el asesinato de Luis Donaldo Colosio.

  Sólo falta que en su alucinante recomendación la CNDH avale la versión de que el Aburto que está encarcelado no es el mismo que detuvieron en Lomas Taurinas el 23 de marzo de 1994.

  Jardiel Poncela aconsejaría dejar por imposible a la CNDH.