Comentario con López-Dóriga

Consumación de la independencia

  Anoche, me descubrí moviéndome, que no bailando, al ritmo de “quemando la casa” en la transmisión de la reapertura de Broadway, pensé que estos chispazos de música, canto y baile mantienen viva la esperanza en las horas más oscuras.

  Qué bueno que en el espectáculo de esta noche en el Zócalo la música, el canto y el baile serán parte de la conmemoración de los 200 años de la consumación de la Independencia de México.

  Los mexicanos somos un pueblo alegre, aunque los amargados de alma enlutada luchan para que seamos tristes, como ellos.

  Son estos fugaces chispazos de alegría los que, a pesar de todo, hacen que los mexicanos proclamemos que la vida es bella.