Comentario con López-Dóriga

Enredar más 

  Recuerdan aquella fábula del alacrán que picó a la rana que lo cargaba sobre su lomo para que cruzara un arroyo. ¿Por qué? Porque esa es su naturaleza.

  Hoy confirmamos que, como los alacranes para muchos políticos, sin importar su cargo o su ideología, es imposible resistir la tentación de hacer lo que puedan para enredar más las dificultades en cualquier institución.

  Así vemos que, en lugar de convocar a la serenidad en la crisis del Tribunal Federal Electoral, hay voces que claman que se vayan todos, sin importar las consecuencias.

  Pobre mi México, con tantos políticos que disfrutan de comportarse como el alacrán de la fábula.