Comentario con López-Dóriga

Que no vengan a México

  Aumentan las presiones de dirigentes sindicales norteamericanos por supuestas violaciones a las cláusulas laborales del T-MEC, el acuerdo comercial firmado apenas en diciembre de 2018.

  Ya no solo presionan porque dicen que no fueron democráticas las elecciones de dirigentes sindicales en la planta de la General Motors en Silao y en una maquiladora de Tamaulipas.

  No, ahora dicen que en Silao también no hay condiciones sanitarias adecuadas para trabajadores convalecientes de Covid.

  Y esto apenas empieza, Joaquín, se multiplicarán las denuncias, porque el objetivo de los sindicalistas de Estados Unidos es mantener las plazas de trabajo en la Unión Americana, que no vengan a México.

  Al aceptar las cláusulas laborales del T-MEC no sabíamos el alacrán que nos echábamos al pecho. Nos traerán como loros a toallazos.