Comentario con López-Dóriga

Las tonterías del fraude electoral

  A cinco días de las elecciones, se repiten las tonterías del fraude electoral, relleno de urnas, votos de fallecidos y falsificación de actas.

  ¿Relleno de urnas? Imposible. Los funcionarios de casilla y representantes de los partidos cuentan las boletas y verifican que están foliadas.

  ¿Cómo votar con la credencial de un muerto si cada casilla tiene el listado de votantes con la fotografía del elector?

  ¿Falsificar actas? En presencia de funcionarios de casilla y representantes de partidos se cuentan los votos. Cada partido recibe su copia del acta con los resultados.

  Repetir la tontería del fraude electoral insulta a más de un millón y medio de personas que serán funcionarios de casilla. Imperdonable, Joaquín, que se les insulta desde la impunidad del Poder.