Comentario con López-Dóriga

Pruebas de amor filial

  En las guerras se manifiesta, casi a la par, lo mejor y lo peor de la naturaleza humana. Junto a las muestras de heroísmo vemos muestras de inhumana crueldad.

  Lo mismo pasa en las epidemias. En esta epidemia de COVID hemos atestiguado expresiones de calculada crueldad, oportunismo, de perverso egoísmo, las peores miserias humanas.

  Pero también vimos al sesentón que, a falta de silla de ruedas, trasladó a su madre en una carretilla a la vacunación en una comunidad chihuahuense. O aquel que cargó sobre su hombro a su anciana madre hasta el centro de vacunación en La Laguna.

  Pruebas de amor filial, pruebas de cómo, sin alardes, tantas personas se ubican muy por encima de las miserias humanas.