Comentario con López-Dóriga

La rifa del tigre

  Creo que Mario Delgado, elegido dirigente nacional de Morena, tiene que aprovechar los días que le quedan de confinamiento por coronavirus para hacer su ruta crítica y tratar de hacer de Morena, ahora sí, un partido político.

  Inaceptable que el Partido en el Poder, el Partido oficial, recurra encuestas para elegir dirigentes nacionales, pues prueba que todavía son sólo movimiento, no un partido, incapaz de capitalizar la popularidad del Presidente.

  Sin estructura de partido, será un herradero procesar las candidaturas. Si, como dicen, escogerán por encuesta candidatos a gobernadores, acepten que Morena sigue en obra negra.

  Vaya reto para Mario Delgado, Joaquín, porque no le reconocerán los triunfos, pero si lo culparán de todos los fracasos. La rifa del tigre.