Café Político

 

 

UNAM: ¿próximo objetivo de la FGR?
Litio: no se calienten, granizos
Oposición: no terminan de entender

  Sólo el Presidente Andrés Manuel López Obrador sabe las verdaderas razones de la ofensiva emprendida contra la UNAM, pues para cualquier egresado parece impensable auspiciar que sea centro y eje de un pensamiento único.

  Acusarla de “derechizarse”, parece implicar que en la UNAM y otras universidades públicas el régimen considera inaceptable estudiar y analizar en sus aulas de toda forma de pensar que no sea la vigente visión que de “la izquierda” tiene el régimen.

  Implicaría veracidad de las delirantes versiones de que la FGR arma expedientes contra funcionarios universitarios, versiones insultantes al Gobierno de la República, pues le atribuyen el objetivo de un pensamiento único en México. Increíble.

 

 

Deliberado, el bullying de las mañaneras
Riesgosa atención de EU a las reglas laborales
¿Qué hay al final del camino para Morena?

  Hay quienes, ingenuos, dicen que el Presidente Andrés Manuel López Obrador señala, acusa o denuncia en las mañaneras del Salón Tesorería de Palacio porque es su estilo, pero no está consciente del peso de la palabra presidencial.

  Es un insulto a la inteligencia creer eso de un político como el inquilino actual de Palacio Nacional. Conoce bien el peso de su palabra en el ánimo de la sociedad mexicana y ha hecho de las mañaneras un eficaz divertimento político.

  Da eficacia al bullying el histórico temor al poder presidencial, pues obliga a todos a estar atentos y esperar que sigue, como quien luego de oír caer un zapato del vecino del piso superior, pasa la noche en vela en espera de que deje caer el otro.

 

 

Cumplir promesas lleva gasto al límite
Más rijosa narrativa por reforma eléctrica
¿Seguirán estirando la liga con EU?

  Desde ahora se alinean las fuerzas, con mayor vigor que el mostrado en la discusión de las leyes fiscales y la miscelánea, porque mientras en el Senado desahogan lo aprobado por los diputados, en San Lázaro empiezan a revisar el gasto de 2022.

  Descubrirá la disciplinada mayoría morenista que, como a las llantas gastadas, al presupuesto de egresos ya se le ven las lonas y como el cumplimiento de promesas de campaña acerca a riesgosos límites a las hoy todavía sanas finanzas públicas.

 Gobierno, oficialismo y oposición callan, pero saben que, aunque los ingresos sean los previstos por la SHCP, el cumplimiento de las promesas de campaña hace al presupuesto de egresos gravísimo riesgo para la estabilidad económica.