Café Político

 

 

La democracia como bloqueador solar
Halla la 4T su versión de disolución social
Añoranzas de la elección de 2006

  La polémica generada por Palacio Nacional sobre la pertinencia de las mañaneras en época de campaña electoral ha puesto al descubierto no sólo explicables partidismos, ha probado lo frágil de muchas y pregonadas vocaciones democráticas.

  Hábilmente, el Presidente Andrés Manuel López Obrador clasifica sus dichos de la mañanera como “información” y quienes le respaldan disimulan su partidismo con el súbito descubrimiento de estar locamente enamorados de la libertad de expresión.

  A nadie, parece, importa el dañar a las instituciones que aseguran elecciones libres y democráticas. La rijosa retórica contra el INE prueba que, para los agresores, todos, la vocación democrática siempre fue tan superficial como bloqueador solar.

 

 

Por encima del pantano, el Presidente
Clases medias, inatajable su tragedia
En 2008 hubo un Fobaproa en EU

  Con la aplicación del mismo talento notable con que el Presidente Andrés Manuel López Obrador capitalizó errores de sus adversarios y, en menos de seis años, fundó un partido y ganó la Presidencia, hoy flota cómodamente por encima de la realidad.

  Desde el primer día de su gobierno usa la misma narrativa del opositor que enfrentó a “la mafia del poder”, sin dejar que nadie se detenga a pensar que desde hace 26 meses él es el Presidente con más Poder en medio siglo.

  Se explica que tantos millones de mexicanos creen “que no lo dejan gobernar”, mientras otros muchos millones creen que “sus colaboradores no le ayudan”. Peculiar táctica que, pese a su inmenso poder, le permite victimizarse exitosamente.

 

 

¿Semántico, el choque INE-Palacio?
Óptimo logro, campaña de vacunación
Les cayó de peso la estructura del Gobierno

  “Quieren ganar la mayoría para quitarle la pensión a los adultos mayores”, dijo ayer en la mañanera el Presidente Andrés Manuel López Obrador en alusión a la alianza opositora que ya perfila pelearle diputaciones al Partido Oficial.

  Ni sus más apasionados feligreses pueden sostener que esa es información del Gobierno, porque esa es retórica de campaña electoral, prohibida al Ejecutivo Federal desde 2007 por exigencia del hoy Presidente de la República a través del PRD.

  Los términos del choque INE-Palacio, acorde al tono iracundo presidencial, no es dilema legal, sino semántico. ¿Qué son los dichos de las mañaneras? ¿Información gubernamental o la sinrazón propia de la retórica de campaña electoral? ¿50 y 50?