Las ONG no son legisladores electos

  Aunque la ley de seguridad interior ya fue aprobada por las dos Cámaras del Congreso de la Unión, los oponentes no se dan por vencidos, ahora le piden al Presidente de la República que no la promulgue, que la devuelva con observaciones, en pocas palabras que la vete.

  Señal que los opositores a la ley no aceptan perder. Y algunos recurren a argumentos retorcidos.

   Alegan que los diputados y senadores que la aprobaron no tienen ninguna representación, y afirman que si la tienen los representantes de las organizaciones de la sociedad civil.

 Con todo respeto, lo dudo, Joaquín, porque los senadores y diputados están en el Congreso por el voto de millones de mexicanos que acudimos a las urnas.

  Quizá, como dicen, los dirigentes de las organizaciones saben más que los legisladores, pero en las democracias la representatividad se gana en las urnas.

  Los diputados y senadores tuvieron que ganarse el voto.

  Y, que yo sepa, nadie acudió a las urnas para votar por los dirigentes de las organizaciones civiles, ni nacionales ni extranjeros.