Aun falta

  Habrá que ser pacientes, muy pacientes, con el caso del ex gobernador de Veracruz Javier Duarte, detenido en Guatemala, pendiente de su proceso de extradición.

  Muy pacientes, porque, para empezar, a la PGR le llevará tiempo hacer la solicitud formal de extradición, decidir si agrega los cargos que por separado hace la fiscalía de Veracruz, revisarlos y entonces enviar el expediente a las autoridades guatemaltecas.

  Como el plazo máximo es de 60 días, para entonces estaríamos a mediados de junio.

  Y falta el tiempo que le concede al ex gobernador el tribunal guatemalteco para revisar el expediente enviado por el gobierno mexicano. Y el tiempo que se tome el tribunal para dar su fallo. Y eventuales apelaciones. Recordemos que el sistema penal guatemalteco es más garantista que el sistema penal mexicano.

  Armémonos de paciencia, Enrique, y aceptemos con realismo que los tiempos de la justicia no complacerán nuestras exigencias. Ni siquiera los tiempos de la justicia guatemalteca.