Julio 28, 2014

Con el Café

por  José Fonseca

 

Pemex: ¿prestación o privilegio?

PRI: ¿cómo entusiasmar candidatos?

Ignatieff: academia y política real

 

  El debate sobre las leyes reglamentarias en materia energética avivó una discusión que, paradójicamente, juntó a los extremos del espectro ideológico: la izquierda y la derecha van de la mano en el enjuiciamiento del sindicato petrolero.

 

  El condicionamiento panista de revisar los contratos laborales de Pemex y CFE a cambio de pasar los pasivos laborales de las dos paraestatales a deuda pública encendió los ánimos de los más liberales y los más izquierdistas.

 

  Posiblemente hay excesos, pero ¿cuándo se decidió que toda prestación laboral es un privilegio o que el camino a la competencia pasa necesariamente por la precarización laboral? Serenémonos, por favor.

 

Leer más...

 

Julio 25, 2014

En la radio

 

 

Viven en el pasado

 

  Como es natural, en los Estados donde habrá elección de gobernador han empezado a agitarse las aguas de la política estatal.

 

  Poco a poco los aspirantes y sus partidos han empezado a hacer cálculos electorales, y a buscar atraer desde ahora las simpatías hacia los aspirantes que más se mueven.

 

  Nada anormal. Anormal que a nivel nacional se especule con eventuales candidaturas presidenciales. Sólo la veraniega sequía de información explica las tempraneras especulaciones. Caray, el próximo uno de septiembre apenas se presentará el segundo informe de gobierno.

 

  Las especulaciones parten de la equivocada premisa que todo será como hace 20 años. No se dan cuenta lo que han cambiado las cosas.

 

 

Leer mas....

Julio 27, 2014

Domingo

por José Fonseca

 

Sólo maniobras electorales

 

  La semana cerró con intensos debates sobre la pertinencia de traspasar a deuda pública los pasivos laborales de Pemex y CFE, decisión condicionada por el Partido Acción Nacional a que se revisen los contratos colectivos de trabajo para reducir las prestaciones.

 

  Lo que parece una propuesta destinada a aliviar las cargas financieras de las paraestatales en realidad es sólo una maniobra política destinada a debilitar, primero al sindicalismo y luego el eventual apoyo electoral del gobierno del Presidente Peña Nieto.

 

  Varios sectores de la opinión pública han rechazado traspasar, aunque sea una parte de los pasivos laborales a deuda pública. Un rechazo emocionado, casi visceral que ha logrado, otra vez unificar a sectores variopintos de la izquierda y la derecha liberal.

 

Leer mas....

Copyright© 2004-2014 José Fonseca Pérez. Derechos Reservados.

webmaster@cafepolitico.com

 

PUBLICIDAD